Las consecuencias del embarazo de “Zoey”

Tras el sorprendente anuncio del embarazo de Jamie Lynn Spears, hermana pequeña de Britney, y protagonista de Zoey 101, de tan solo 16 años, los seguidores se preguntan ahora cuál será el futuro de la serie.
En un primer momento la cadena, en una nota pública, anunció su apoyo incondicional de la jóven actriz, pero según las últimas informaciones que han salido a la luz, Nickelodeon planea “esconder” a Spears hasta que finalice su embarazo. Hace unos meses terminó el proceso de grabación de la cuarta temporada de Zoey 101 que la cadena tiene previsto comenzar a publicitar en EE.UU dentro de una semana, eso sí, sin la participación de la pequeña de los Spears. Y es que la noticia no ha sentado muy bien entre los preocupados padres americanos, que se preguntan que clase de ejemplo ejerce sobre sus hijos una chica adolescente embarazada. Con la intención de suavizar un poco el temporal, Nickelodeon ha confirmado la próxima emisión de un programa especial de sexo dentro del espacio Nick News, que presenta la veterana actriz Linda Ellerbee.

Las malas noticias para la estrella de Zoey no acaban aquí. Su novio Casey Aldridge de 19 años de edad, podría ir a la cárcel acusado de violación, ya que en Louisiana, lugar de residencia de los tortolitos es deito mantener relaciones sexuales entre personas con una diferencia mayor de dos años siempre que una tenga menos de 17 años. La cuestión es que de momento nada se sabe sobre el lugar de concepción del bebé, y es que si sucedió en California, donde se rueda la serie, el futuro padre no habría incurrido en ninguna ilegalidad. Hace unas semanas el jóven mandaba un escueto comunicado a los medios donde aseguraba que “iba a ser un buen padre para mi hijo”.
Lo que apriori parece estar claro es que el fin de Zoey 101 no está ligado al embarazo de su pratagonista, ya que la cadena meses antes de que la noticia saltara a los medios, anunció que tras el rodaje de la cuarta temporada no estaba prevista la producción de nuevos episodios. Pese a todo, diferentes medios norteamericanos afirman que antes de que el escándalo estallara, Nickelodeon no había tomado ninguna decisión en firme sobre uno de sus productos estrella.